Rutas culturales, gastronómicas y paisajísticas

Descubre rincones llenos de arte y cultura, y acompáñalo con un buen vino...

Rutas culturales y gastronómicas

Los alrededores del Santuario de Torreciudad y sus comarcas cercanas conforman un patrimonio cultural, paisajístico y gastronómico de alta calidad, que las hace muy atractivas al turismo. Son el complemento perfecto para poder agrupar en un mismo viaje la espiritualidad de una peregrinación y el turismo lúdico.

Somontano

Barbastro es la capital de la Comarca del Somontano, posee un valioso patrimonio histórico y es ciudad natal de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei e impulsor de la construcción del Santuario de Torreciudad. Uno de sus principales monumentos es su magnífica Catedral de la Asunción del siglo XVI, y junto a la catedral se encuentra el Palacio Episcopal que alberga el nuevo museo Diocesano. Barbastro es también la capital del vino del Somontano.

La Ruta del Vino

En la Ruta del Vino Somontano podemos encontrar: bodegas, restaurantes, alojamientos (hoteles, hostales, apartamentos turísticos, viviendas de turismo rural), restaurantes, bares de vinos, comercios especializados, centros museísticos y visitas culturales, empresas agroalimentarias (como almazaras y queserías) que conforman una gran oferta enoturística, toda ella con el sello de calidad de la Ruta del Vino.

Conociendo las bodegas de los vinos de Somontano
Conociendo las bodegas de los vinos de Somontano
Conociendo las bodegas de los vinos de Somontano

Alrededores del Santuario

Cuatro interesantes localidades se encuentran en las cercanías del santuario, a tan sólo 4 y 5 kilómetros. Secastilla, pequeña localidad que conserva parte de su estructura medieval, con calles estrechas, pasadizos y puertas de entrada al recinto. Sus viviendas conservan el origen defensivo de su origen medieval. La Puebla de Castro, que en sus afueras cuenta con la ermita de San Román, uno de esos lugares que a uno no le deja indiferente. Se trata de un magnífico templo románico (s. XII) de una sola nave con ábside semicircular, con un excepcional artesonado mudéjar perfectamente conservado. La belleza de sus pinturas murales de los siglos XVI y XVII le han valido para ser declarada Bien de Interés Cultural. La tercera localidad es El Grado, que ofrece un interesante trazado musulmán en sus calles, destacando su calle Mayor cerrada por dos arcos apuntados, y la iglesia de San Salvador. Por último, Naval, un precioso pueblo en el que se alza la iglesia parroquial de La Asunción, de estilo gótico-renacentista del siglo XVI, declarado Conjunto Histórico Nacional.

Presa de El Grado

La presa de El Grado es una de las más espectaculares y singulares de todas las repartidas por la geografía aragonesa, por su volumen, por las aguas del embalse que se forma a sus espaldas y por el entorno natural que la rodea, a caballo entre las tierras del Somontano de Barbastro y las comarcas pirenaicas de Sobrarbe y Ribagorza. Desde hace unos años puede conocerse el interior de esta infraestructura hidráulica, para así saber qué esconden los millones y millones de toneladas de hormigón que la elevan sobre el cauce del río Cinca.

Ribagorza

Graus, esta antigua y muy noble villa medieval es la capital de la Comarca de la Ribagorza. Su casco antiguo, que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1975, cuenta con la Plaza Mayor, un precioso recinto de forma pentagonal con porches y soportales con pinturas de principios del s. XIX. Otro edificio importante es la Basílica de la Virgen de la Peña, el monumento más peculiar y visitado de Graus y de su entorno.

En Roda de Isábena encontramos una localidad rica en historia, patrimonio y arte. Albergó un obispado de gran importancia en la España cristiana de los siglos X al XII. El recorrido por el casco urbano medieval nos conduce a la espectacular catedral románica de San Vicente (siglos XI-XIII).

Sobrarbe

Desde la población de el Grado y por la carretera con dirección a Aínsa, remontando el curso del río Cinca, nos adentramos en el corazón de los Pirineos por el agreste Valle de Pineta. La primera parada es Abizanda, pequeño pueblo situado al pie de una fortaleza medieval que conserva parte del recinto murado y que llama la atención por la silueta del castillo y su potente Torre medieval del siglo XI, que despunta sobre una gran roca. Más adelante, llegamos a Aínsa, capital de la Comarca del Sobrarbe, una villa medieval que ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico y que conserva casi la totalidad de murallas que la rodeaban. Destaca la Iglesia, el Castillo, la Plaza y la Cruz cubierta.

Cinca Medio

La presencia del curso medio de un río de la magnitud del Cinca es el elemento natural que caracteriza el medioambiente de esta comarca y sus ricos ecosistemas, que pueden observarse en lugares como el Centro de Interpretación del Cinca "Pinzana". Los atractivos culturales se plasman en rutas de gran interés, como la del Monzón Monumental, con su Catedral y su Castillo templario, o la de los Palacios del Renacimiento de Fonz. Monzón, capital de la comarca, fue sede durante siglos de las Cortes de Aragón, mientras que la bella población de Fonz alberga numerosos palacios y casas señoriales, y una espectacular Plaza Mayor declarada Conjunto Histórico-Artístico.

Te recomendamos otras páginas de interés...